La Estrategia de Salud Familiar y Comunitaria se enmarca en un proyecto de  Equipos de Salud conformados por un médico, un enfermero y 3 agentes sanitarios que tienen como objetivo la promoción y protección de la salud, prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno de enfermedades, así como el seguimiento de estas; dirigidas a poblaciones de territorios bien delimitados, con la modalidad de visitas domiciliarias, rondas sanitarias y atención en el centro de salud de referencia.