La entrega de un árbol a la familia que inscribe su recién nacido en el Registro Civil simboliza la vida y el acompañamiento en el crecimiento del niño. Este programa municipal es otra acción pensada en la sustentabilidad de nuestra ciudad.