La Plaza San Roque también tuvo la presencia de artesanos y productores regionales y locales que ofrecían sus trabajos a los Soteños y al Turismo que se acercaba.